Estímulos fiscales para no afectar ingresos de trabajadores por ISR

0
35

El diputado Omar Bazán propuso al gobierno estatal otorgue un programa de estímulos fiscales para absorber la disminución en los ingresos netos de la clase trabajadora que percibe menos de 10 mil pesos y que tras el nuevo cálculo del ISR, no se les aplica el subsidio a quienes exceden el ingreso de alrededor de 7 mil pesos mensuales.

Sería por el equivalente a lo que se está reteniendo por el Impuesto Sobre la Renta, explicó el legislador priista.

Las nuevas disposiciones fiscales del gobierno federal afectan a por lo menos mil 800 trabajadores de maquila de la región centro-sur del Estado, y tendrá un impacto más grave a fin de mes, entre los que perciben hasta dos salarios mínimos.

El total de trabajadores de la industria maquiladora en el Estado supera los 280 mil.

Dijo que en Ciudad Juárez algunas empresas han comenzado a absorber la diferencia sobre los ajustes realizados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para el cálculo de Impuesto Sobre la Renta (ISR) mensual.

El cambio en las reglas de impuestos contemplados en la miscelánea fiscal que entraron en vigor este 2020, trae como consecuencia este fenómeno, por lo que la industria maquiladora en algunos casos ha comenzado a reembolsar o sufragar el descuento a los empleados a efecto de reducir el impacto a la economía de sus trabajadores.

Según el SAT, dijo Bazán Flores, la modificación se dio para evitar la evasión de impuestos vía subsidio al salario, ya que empleadores registran a sus empleados con salario menor para aplicar el beneficio fiscal y quedarse con él por la suma global del sueldo que entrega, una parte en efectivo y la otra en el recibo de nómina ligado a la cuenta bancaria.

En tanto, el sector maquilador solo en la capital del Estado, estima que el número de trabajadores afectados corresponde al 21 por ciento de la industria maquiladora de la región centro-sur.

Explicó que los empleados se podrían ver impactados al exceder a final de mes un ingreso superior a los 7 mil 382.34 pesos, y con ello, quedar fuera del subsidio.

Con las nuevas disposiciones, hubo trabajadores con los menores rangos salariales, que recibieron entre 200 y hasta 400 pesos menos de salario.

El descuento será mensual, especialmente en aquellos que “traen” cinco viernes, como enero, mayo, julio y octubre, cuando rebasarán el ingreso de 7 mil 382.34 pesos y con eso automáticamente quedan fuera del beneficio del subsidio al salario.

Esto refleja, dijo, un aparente ingreso superior y los sacaría del beneficio del subsidio, aunque según la ley, se podría recuperar ese ISR pagado en demasía a final de año, cuando pueda haber una compensación contra el Impuesto que se pagaría por el aguinaldo, es decir, tendrían una menor contribución en diciembre.

En el presente ejercicio fiscal, el Gobierno Federal estima erogar 51 mil 947 millones de pesos por la subvención del subsidio al salario, dinero que no entraría a las arcas federales.

Según la Ley del ISR, es un subsidio al empleo que otorga el Gobierno Federal por medio de los empleadores o patronos, y se aplica al momento de hacer la retención de la renta.

El monto es de hasta dos salarios mínimos para los cuales el total del subsidio que corresponde, excede el Impuesto Sobre la Renta. La diferencia resultante se paga al trabajador junto con el salario.

A su vez, los empleadores recuperan el monto otorgado acreditando contra renta retenida a otros trabajadores con más ingreso o del ISR empresarial a su cargo.