Estrategia del Estado para abatir COVID-19 ha fallado

0
158

*La incidencia de contagios y defunciones se mantendrá al alza si no hay un replanteamiento

*Pedirá a la Fiscalía General del Estado investigue posibles omisiones y/o negligencia por servidores públicos

De acuerdo a cifras al corte del 3 de junio, Chihuahua ocupa el primer lugar nacional de letalidad por COVID-19, con un porcentaje del 20.68 por ciento y le siguen los estados de Quintana Roo, Morelos y Baja California.

El diputado Omar Bazán lamentó lo anterior y dijo que es consecuencia de un mal manejo de la estrategia implementada, incluso tardía, por parte del Gobierno del Estado.

“Pediré a la Fiscalía General del Estado investigue omisiones y/o negligencia por parte de los servidores públicos responsables de la estrategia para que se proceda en consecuencia”, anunció.

La tasa de letalidad, explicó el legislador priista, es la proporción de personas que mueren por una enfermedad entre los afectados por la misma, en un periodo y área determinados. Es un indicador de la virulencia o de la gravedad de una enfermedad, también llamada tasa de mortalidad específica.

Advertimos meses atrás de la llegada del virus al Estado y que las primeras acciones a realizar era preparar al Sector Salud dotándolo de equipo, espacios para atención y sobre todo proveer de insumos de protección para su personal.

A mediados de mayo se reportaron cinco decesos de personal médico por Covid-19 y 275 contagiados entre médicos, enfermeros y de otras áreas, denunció el también dirigente estatal del PRI.

El personal de salud hace un gran esfuerzo a costa del gran riesgo que vive todos los días, el problema es que la estrategia falló desde el principio porque no se tomaron las previsiones adecuadas y la falta de insumos, medicamento, pruebas y equipos, ha sido una constante.

Bazán Flores recordó que en el lapso de la pandemia, incluso poco antes, ha presentado casi un centenar de iniciativas y exhortos que tienen que ver con diversos aspectos como la reorientación de recursos para atender la crisis sanitaria y propuestas para reactivar la economía.

Demandamos en su momento al gobernador Corral garantizara los derechos laborales del personal adscrito al Sector Salud, estimularlos económicamente y dotarlos de equipo de protección suficiente y adecuado, “incluso propuse sanción penal para quien agreda verbal o físicamente a personal del sector salud.

“Esos fallecimientos y contagios por COVID-19 entre el personal de salud no debieron haber ocurrido”, lamentó.
Solicitamos en tiempo y forma a los gobiernos federal y estatal que informaran el número de pruebas aplicadas en el estado de Chihuahua para detectar el COVID-19, pero no ha habido respuesta.

Por ello, recordó, propuse castigo penal a los servidores públicos que oculten o manipulen información, porque es “inadmisible que frente al crecimiento de contagios y decesos por el COVID-19, los servidores públicos oculten o manipulen la verdad”, sostuvo el diputado priista.

Omar Bazán pidió al gobierno de estado instalara un Centro de Control para el seguimiento de estrategias e implementara los lineamientos nacionales para la reconversión hospitalaria, lo cual se hizo tarde.

Sabemos que hay tratamiento ambulatorio de pacientes, pero no sí existe un mecanismo de supervisión en tiempo real para ellos y sus familias, lo cual es muy delicado, añadió.

El gobierno estatal debe cubrir los gastos que realizan pacientes de COVID-19 en hospitales privados y poner más atención en la prevención de contagios en centros de reinserción social y campos agrícolas, advirtió Omar Bazán.

El diputado Omar Bazán lamentó que a la fecha no ha sido atendida su petición para que el gobierno estatal gestione, ante la Secretaría de Gobernación, una declaratoria de emergencia para Ciudad Juárez por el incremento de contagios del COVID-19, y se implemente de manera urgente un plan de emergencia a través de la Secretaría de Salud.

La incidencia de contagios y defunciones se mantendrá al alza si no hay un replanteamiento de la estrategia gubernamental, incluyendo la parte que nos corresponde a todos los chihuahuenses, concluyó el diputado Omar Bazán.